Agencia Literaria de Informes Editoriales

 

Lenguaje literario

El lenguaje literario es, la lengua escrita en la que se introducen palabras poco usuales (cultismos, voces inusitadas, extranjerismos, arcaísmos, etc.) y que se somete normalmente a una voluntad de forma. No necesariamente tiene que tener rasgos que lo acercan a la lengua escrita culta; pueden aparecer en textos de calidad literaria giros coloquiales y hasta vulgares, para producir ciertos efectos expresivos. Para producir extrañeza, el escritor ha de usar artificios para llamar la atención. No estoy hablando de la rareza de las palabras, sino de la forma en que las emplea y los adjetivos que más se adecuen a las mismas. Es decir, no solo lo que estamos diciendo sino cómo lo decimos. La finalidad será estética y para eso se apelará a los recursos expresivos. Pero además lo que caracteriza a un texto literario es la especial atención que recibe el mensaje. Si bien puede aparecer en textos no literarios, su presencia en los mensajes literarios es obligada, se da sistemáticamente y se puede considerar un fin en sí misma.

La literatura es un arte, por lo que consiste, fundamentalmente en la manipulación de un
material (en este caso, el lenguaje), para producir objetos distintos al material de partida,
imprimiéndoles una forma determinada.
Un texto literario supone una unidad de intención. El contenido, la significación del texto, es inseparable de lo que solemos llamar forma. El escritor, para elaborar su texto, emplea unos componentes (sonidos, ritmos, palabras, formas y estructuras gramaticales...) que son comunes a la casi totalidad de los hablantes de su lengua. Sin embargo, el texto literario es el resultado de un uso muy peculiar de la misma.

Como todos los objetos artísticos, no debe analizarse sólo en términos de significado, sino en términos de sentido ("lo que quiere decir" un texto, frente a lo que dice).
La obra literaria tiene, más que un significado, es decir funcionan varios significados a la vez, y admite varias interpretaciones. Eso no quiere decir, sin embargo, que pueda significar cualquier cosa que se le ocurra a un lector individual. El conjunto de los significados está dentro de unos límites, que son el objeto de la investigación literaria.
Carece de finalidad práctica. Por lo que pertenece a una función del lenguaje diferente a las demás

El referente de la obra literaria (en realidad, el de toda obra de arte) es ella misma. Crea su propio
mundo, en el que las condiciones de verdad y mentira pueden variar.
Un texto literario crea su propio lenguaje desde un principio o sea no se produce primero y luego se muda a lenguaje retórico.

posicionamiento web | cruce de perros | cafetera oficina | fuentes agua | vehiculos ocasion | masters barcelona | porteros | l