Agencia Literaria de Informes Editoriales
¿Cómo se evalúa un informe de lectura?

La plantilla de informe incluye los logros y errores del libro además de la técnica empleada, el género y estilo y lo que es muy importante: a qué público va dirigido. Se ponen dos notas que van del 1 al 10. Respecto a las puntuaciones, las más elevadas son entre 8-9. Casi nunca se puntúa una obra con un 10, salvo si uno está totalmente seguro del valor comercial de una obra (la cuarta parte de Harry Potter o del Señor de los Anillos). Las obras entre 5-7 están en un término medio (la mayoría de obras). Hay elementos atractivos que aconsejarían su publicación, pero su viabilidad también es dudosa Las obras entre 4 y 2 son, en principio, poco aconsejables a nivel comercial. Eso puede deberse a que el autor es novel y la obra no resulta especialmente brillante ni original; a que el tema es muy específico; a que ya se hayan publicado muchas obras parecidas a la examinada.

Valoración literaria (nota): Todo lo contrario del apartado anterior. Aquí nos fijamos puramente en si la obra tiene valor literario o cultural. Por ejemplo, si el libro sobre la última semana de vida de Hitler está repleto de imprecisiones y errores históricos (algo que un buen lector debería detectar) diremos que la obra carece de rigor histórico, y por tanto su publicación es desaconsejable por los problemas que ello nos pudiera ocasionar.

En literatura, diremos si la obra en cuestión tiene un nivel literario suficiente (preferiblemente elevado) que justifique su publicación. Las editoriales se forjan su prestigio por las obras que publican, y muchas desean tener un catálogo con obras de alto nivel literario. Por ejemplo: “Se trata de una obra con un alto nivel literario (personajes atractivos, estilo brillante, argumento cautivador),y por tanto su publicación estaría justificada. La puntúo con un 7. Respecto a las puntuaciones, las más elevadas son entre 7-9. Casi nunca se puntúa una obra con un 10, salvo si es de Shakespeare... Las obras entre 5-6 son mediocres literariamente, aunque no malas. Es posible que tengan algún elemento literario interesante. Las obras entre 4 y 2 son insuficientes para ser publicadas.

En definitiva, podemos decir que Hay dos tipos básicos de obras: Aquellas que son comercialmente explotables (a gran o pequeña escala) y aquellas que no lo son.
En mi opinión lo importante es centrarse en escribir una buena obra literaria pues lo bueno acaba por abrirse camino. Me dirán que aún así es difícil que una editorial admita el manuscrito pero para eso existen profesionales: se llaman agentes literarios. El agente literario valorará su obra y, en su caso, se encargará de ofrecerla a las diferentes editoriales, cobrando un tanto por ciento de sus derechos de autor. ¿Cuál es la diferencia? Pues que el agente literario sabe a quien, cómo, cuando y de qué manera dirigirse. Y si se quiere publicar, eso hay que pagarlo. VOLVER
agencia marketing online | celulitis | maquinas de cafe | filtros de agua | coches km 0 | universidad a distancia | curso porteros